Cómo explicar el Outsourcing a tu abuela

“do what you do best and outsource the rest”.

                             Peter Drucker en los 90 

 

Internet of Things, Machine Learning, Lean Manufacturing, Supply Chain... El mundo de la empresa está lleno de conceptos complejos y términos en inglés (tal y como demostró esta divertida campaña online la RAE  para promover el uso del español en la publicidad y el marketing). Sin duda, uno de los conceptos que más quebraderos de cabeza suele provocar a los neófitos es el Outsourcing. Una palabra que define un  proceso económico empresarial capaz de bautizar miles de millones de contratos en todo el mundo y en todos los sectores de actividad, y que hoy intentare explicarte de forma sencilla en el estreno de este blog.

 

La cosa no parece fácil, especialmente si tenemos en cuenta que el Outsourcing sigue siendo una incógnita para la gran mayoría de la gente a pesar de que no es un fenómeno reciente ni una moda pasajera. Sin embargo, el outsourcing o externalización de procesos de negocios es un proceso imparable, que está afectando a todos los sectores de la actividad económica.

 

Desde finales del siglo XX las empresas se enfrentan a un entorno que se caracteriza por una fuerte globalización socio-económica y por los rápidos avances tecnológicos. Este contexto, estimulado por un fuerte grado de integración económica y de apertura de las fronteras, está implicando una igualdad en la disponibilidad de factores de producción para todos los competidores, como el precio del dinero o los costes de la mano de obra.

 

Competir en nuestro tiempo requiere concentrarse en las actividades que son más críticas para la organización y le proporcionan más valor añadido a la vez que las diferencian de la competencia, mientras que aquellas actividades que no son esenciales pasan a ser externalizadas buscando una elevada eficiencia basada en la reducción de costes, una mayor flexibilidad y una elevada profesionalización de la gestión. De esta forma la empresa podrá concentrarse en el núcleo de su negocio y buscar nuevos retos a futuro.

 

Por tanto, una posible definición sería la siguiente: la realización por parte de un tercero de aquellas actividades empresariales que no formen parte de su actividad principal. Cuando hablamos de actividad principal, nos referimos a actividades estratégicas, que si constituyen una fuente de ventaja competitiva principal para la empresa, que son el núcleo de la actividad de negocio (el que crea diferencias y genera pedidos).

 

En divulgación científica se suele decir que se deben explicar las cosas para que las entienda tu abuela. Aunque en realidad no está del todo claro que la pronunciase, esta frase se le atribuye comúnmente a Albert Einstein. Partiendo de esta idea, me he propuesto aclarar las cosas con una infografía que incluye 10 conceptos muy sencillos.

 

“Sólo comprendes algo cuando puedes explicárselo a tu abuela” #Outsourcing

“Creo que ya lo voy pillando…”

 

Pues me alegro.

 

En este post se han cubierto algunos de los aspectos básicos de un concepto tan amplio como el Outsourcing y, aunque algunos conceptos se han quedado deliberadamente fuera de la explicación (podremos profundizar en próximos post) en general hemos pintado bien los elementos y el funcionamiento básico de esta práctica empresarial tan extendida.

 

En conclusión, espero que esto haya servido para aclarar un poco las dudas sobre el Outsourcing, y ver que en realidad no es un concepto tan complicado, sino uno al cual simplemente no estamos acostumbrados y del que no se ha escrito mucho.

Libro de visitas

Todavía no hay comentarios.
Introduce el código.
* Campos obligatorios

Contacto

Aketza Romeo

 

info@aketzaromeo.com


También puede utilizar el formulario de contacto.

Mi oferta

¿Deseas externalizar alguna actividad industrial? ¿Necesitas ayuda para definir el Acuerdo de Nivel de Servicio? ¿Requieres reformular tu servicio posventa? ¿Quieres invitarme a algún seminario? Escribeme. 

Aketza en redes sociales :